Cornudo consentido | CORNUDOS
Cornudo consentido

Cornudo consentido

Hola a todos, soy seguidor de esta página desde hace bastante tiempo. Tengo 42 años y mi mujer 40. Me llamo JL. Desde hace mas de un año ella tiene un amante. La relación es absolutamente consentida y sincera.

Nos casamos muy jóvenes y hasta entonces ella solo había practicado sexo conmigo. El caso es que hace unos dos años, empezamos a fantasear con algunos relatos eróticos, pelis eróticas de Tinto Brass, revistas y demás. Digamos que nos empezó a picar el gusanito del rollo liberal. Compramos un consolador para nuestros juegos y le pusimos nombre. Estuvimos un tiempo así, jugando, fantaseando hasta que un día decidimos hablar sobre nuestra situación y nuestras fantasías.

Yo había tenido mas relaciones con otras mujeres antes del matrimonio y estaba de acuerdo en que ella debería probar al alguien más que a mi. En principio no se planteó como un rollo de cornudos, simplemente, si a ella le apetecía estar con alguien sabia que contaba con mi aprobación, por lo que ella aceptaba esa situación, al ser dependiente de ella y sin ninguna presión. Pasaron los meses y ella conoció a alguien de su trabajo. Era un superior, pero no su jefe directo. Un hombre de 52 años, alto, viudo, bastante atractivo, con el que empezó a quedar después de trabajar, para tomar unas cañas, salir a cenar y demás. Durante esas semanas que se vieron, se sinceraron mucho, se hicieron muy amigos y ella le hablo a el sobre mi, sobre nuestros gustos y demás.

Así fue pasando el tiempo hasta que un día mi mujer me dijo: ” creo que David me gusta, es un hombre encantador y me gustaría que le conocieras, es el hombre con el que quiero llevar a cabo nuestra fantasía” Cuando me dijo eso casi me da algo, al principio reaccione mal ( por orgullo) y me enfadé. Pero después de un rato recapacité y le dije a mi mujer que le trajera a casa para presentármelo.

El día que vino quedamos a las 8 de la tarde en nuestra casa y cenamos como 3 amigos. Me pareció un hombre encantador, culto, muy atento, sincero. A mi mujer le encantó que me cayera tan bien, cuando se marchó mi mujer me dijo: “el sábado me ha invitado a cenar a su casa y me apetece mucho ir si no tienes inconveniente” Le dije que no. Me abrazó con mucha ternura y me dio las gracias. Me dijo: ” ten en cuenta que es posible que el sábado pase algo” y le dije: “lo sé”. Esa noche hicimos el amor.

Durante la semana, estuvo como loca, muy nerviosa y excitada, El viernes se compro un par de vestidos y se depiló.

Mientras tanto yo, tenia una mezcla extraña de dolor, cabreo y excitación.

A las 8 de la tarde vino David a buscarla, subió mientras ella terminaba de arreglarse. Le serví un vino mientras esperábamos los 2 viendo el fútbol por la tele. Cuando apareció iba preciosa, llevaba un vestido negro con medias y tacones. Iba muy bien maquillada y muy elegante. El le dijo lo guapa que iba y ella le dio un beso en la mejilla y dijo: ¿nos vamos?

Les acompañe hasta la puerta, el me dio un apretón de manos y ella un beso en la cara, me dijo: ” luego te llamo” y me susurró al oído: “gracias”

Cuando se fueron, no sabia donde meterme, estaba muy excitado, por un lado deseaba que se lo pasara bien pero por otro quería que volviera enseguida.

A las 11 de la noche, recibí un mensaje al móvil que decía: “me lo estoy pasando genial, David cocina muy bien, tiene una casa preciosa, no me esperes despierto, te quiero”
Estaba muy nervioso y no me podía dormir, la estuve llamando pero no me contestaba, no se cuantas veces me masturbé esa noche.

Al día siguiente volvió a las 12 del mediodía, con el pelo mojado, recién salida de la ducha de casa de el y la ropa del día anterior.

Estaba como loca, lloraba de alegría, me abrazaba, me besaba.. se lo había pasado genial.

Me estuvo contando los detalles durante 1 hora mas o menos, decía que David era un amante extraordinario, había tenido 3 orgasmos con él, había practicado sexo oral y lo habían hecho con condón. Estaba contentísima y a la vez muy cansada. Como todos los hombres le pregunte: ” ¿Como la tiene David?” me dijo: “no quieras saberlo” Parecía una adolescente, no sentía ni vergüenza ni arrepentimiento.

Pasaron 2 semanas, de mucho morbo, muchos juegos entre ella y yo, y un día me dijo: “me gustaría volver a quedar con David”.

Cuando me lo comentó, me enfade bastante, ya que en un principio esto se trataba de un cosa puntual. No dije nada y estuvimos 2 días sin hablar del tema hasta que hicimos el amor, y volvió a salir. Le pregunte: ” ¿De verdad quieres volverle a ver?” me dijo: ” no te voy a mentir, tengo muchas ganas, la otra vez disfrute muchísimo en su casa, es una persona muy inteligente, entiende estos juegos a la perfección”.

Ver a mi mujer tan madura y tan dispuesta a volver a verse con él hizo que me inundara un terrible excitación. Ella se dio cuenta y me preguntó: “¿te excita imaginarme con él?” le dije que si, y me dijo que cuando quedara con él me contaría todo tipo detalles.

Al día siguiente le llamo por teléfono, y le contó nuestra conversación. El como siempre se mostró encantando con ella con la idea de tener un nuevo encuentro para el sábado siguiente.

Esa semana, los 3 días antes no tuvimos sexo, porque según ella ” quería llegar al sábado con mas ganas” y así fue.

Del mismo modo que paso la otra vez, David se presentó en casa a eso de las 8 a recogerla. Mientras mi mujer terminaba de prepararse, estuvimos charlando un rato. Me agradeció la decisión que había tomado dejandoles verse un día mas. Cuando llegó mi mujer, le dio un beso a David, esta vez en la boca.

Llevaba preparada una bolsa con ropa para el día siguiente. Les acompañe a la puerta y se despidieron de mi. Rápidamente me asome por la ventana y vi como ya salían del portal cogidos de la mano, lo que me puso a cien.

Al día siguiente, regresaron los 2 a casa a eso de las 11 de la mañana. Yo aun continuaba en pijama. Llevaban una sonrisa en la cara los dos, se les veía llenos, satisfechos. Me dijeron tenemos que hablar y nos sentamos los 3 en el salón.

Empezó a hablar David y dijo: ” JL, tu mujer no se atreve a pedírtelo, pero entre nosotros hay un química sexual especial” mientras mi mujer miraba al suelo,” nos gustaría poder vernos de forma rutinaria, no queremos ocultarte nada”.

Me quede blanco, agradecí su gesto de sinceridad y le pregunte a mi mujer: ” ¿tu que dices al respecto?” y me dijo con lagrimas en los ojos “estoy de acuerdo, deseo seguir quedando con David, nunca había disfrutado tanto con un hombre”.

Mi cara decía una cosa y mi polla otra. Tuve una erección terrible, de la que ellos se percataron y por tanto no pude negarme.

David de todos modos, deseaba asegurarse y me preguntó: “¿estas seguro?, eso significa que serás un cornudo consentidor” Volví a asentir y mi polla siguió creciendo. Pero todavía no había terminado la conversación, y me dijeron los dos: ” si vamos a empezar esto juntos nos gustaría que nos dieras permiso para que Marta se pusiera el diu” Otro golpe mental que no hizo sino aumentar mas mi calentura. A cambio les pedí que siempre me mantuvieran informado de todo y que me gustaba que fueran contando con mi aprobación para dar los pasos siguientes. Ahí termino la conversación, ella le acompañó a la puerta y le abrazo como despedida.

A solas con mi mujer le pregunte: “¿estas segura del paso que vamos a dar?” a lo que me respondió:” nunca he estado tan segura de algo en mi vida, es un hombre generoso, morboso, guapo, saca lo mejor de mi en la cama y tenemos muchas ganas de experimentar” y le conteste:” ¿que hicisteis ayer” Me dijo que habían follado con muchísima pasión y que se habían corrido muchas veces. Le pregunte:” ¿por qué quieres ponerte ahora el diu?” y me dijo:” no quiero quedarme embarazada, necesito sentirle dentro realmente, a él tampoco le gustan los preservativos, necesito que lo entiendas”. Seguí con mi interrogatorio y le pregunté: ” ¿cuantas veces se corrió él ayer?” y contestó: “3″ y continué con mis preguntas: ” ¿donde se corrió?” y no dijo nada, simplemente miró al suelo, volví a insistir: “dónde?” y tímidamente contesto: ” en mi boca”.

Casi me da un vuelco al corazón, levante el tono de voz, y le dije: “en 20 años que llevamos juntos nunca me has dejado hacerlo a mi ¿y al segundo día se lo haces a él?” Ella no sabia que decir, ¿como iba a explicarme que se había tragado varias veces el semen de su amante y encima le había gustado?
A los dos días llamó a su ginecólogo para pedirle cita y colocar el diu.

El morbo iba en aumento y empezaba a tener unos tintes peligrosos.

El lunes por la mañana Marta llamó a su ginecólogo quien le dio cita para el viernes. Coincidió con que ella tenia el periodo, lo que según su ginecólogo favorecía la implantación del diu, por lo que no esperaron y ese mismo día por la tarde se lo colocó. El ginecólogo que la conocía de toda la vida, no dudo en preguntarle el porqué de esa decisión. Ella le contestó que estaba en un momento muy dulce de su vida. También le aconsejó que estuviera unos días sin sexo porque era posible que tuviera algo de dolor si mantenía relaciones.

Cuando estábamos en casa me pregunto: ” ¿el domingo vas a ir al fútbol”? Le conteste que si y me dijo: ” es que había pensado invitar a David a comer el domingo a casa” Le dije “por mi no hay problema pero yo a las 4 y media de la tarde me voy que quiero ver el partido” Se notaba que a ella le apetecía quedarse a solas con él, pero yo sabia que mucho no haría por el consejo que le dio su ginecólogo.

El sábado mi mujer llamo a David, para preguntarle si le apetecía comer algo en concreto, le dijo que compráramos marisco que él llevaba unas botellas de vino blanco. Mi mujer encargó por teléfono la comida a un vivero conocido y por la tarde tras chuparme doscientos atascos, recogí la comida, mientras mi mujer visitaba a su madre.

El domingo a la 1 del mediodía llamó David por teléfono, estaba abajo dando vueltas con el coche, no encontraba aparcamiento. Mi mujer que estaba preparando la comida, le dijo: ” espera en doble fila que ahora baja JL y te ayuda”.

Yo me encontraba en el salón viendo la tele, mi mujer se acercó y me dijo: ” ha llamado David, que no encuentra aparcamiento, si no te importa baja y le aparcas el coche que me ha dicho que se está meando y que no aguanta mas, ademas el no conoce nuestra zona bien”. Y así lo hice, baje y le pedí las llaves del coche, tenia un BMW serie 1, él se quedó sorprendido de mi disponibilidad, me dijo: “acuérdate de coger el vino que está en el maletero”.

Tardé unos 20 minutos en encontrar aparcamiento, cuando llegué al portal me di cuenta que había bajado sin llaves. Estuve llamando y a los 5 minutos me abrieron. Mi mujer me dijo que estaban en la cocina y que con el extractor de humos no se oía el timbre.

La comida transcurrió con normalidad, los dos felicitamos a mi mujer, estuvimos charlando, bebiendo y riendo. David es un hombre muy culto, viajado, hablaba de sitios donde había estado, restaurantes donde había comido, gente que había conocido y mi mujer mientras se derretía escuchándole.

A las 4 y 30 mi mujer me volvió a preguntar: “¿cariño vas a ir al fútbol?” le dije que si y me dijo: ” pues date prisa que no vas a llegar” Se apreciaba cierto tono de ansiedad en sus palabras. Así que me levente y mi mujer me acompaño a la puerta, le dije: “acuérdate de lo que te dijo el ginecólogo” y me dijo:”¡ya lo sé! mas me fastidia a mi” Nos dimos un beso y me marché.

Estuve viendo el partido mientras mi cabeza estaba en mi casa pensando en lo que podría estar pasando. Encima el Atleti perdía 1 a 2 con el Espanyol.

Llegue a las 7 y media a casa y él se acaba de ir. Le fui a dar un beso y giró la cabeza, le pregunte que porqué no me besaba, y me dijo: ” es que todavía no me he lavado” así que le dije que me contara todo lo que habían hecho.

Comenzó a hablar: “cuando te fuiste me abalancé sobre él en el sofá y empezamos a morrearnos con mucha pasión, nos estuvimos calentando y me quitó la ropa. Le dije que no podíamos tener penetración asi que empezó a comerme el coño” Ella suspiraba y siguió: ” Es increíble como me lo hizo, me corrí 2 veces, estuvo 45 minutos lamiéndome” Yo me estaba poniendo a mil con lo que me contaba, asi que no lo pude evitar y empece a masturbarme delante de ella y le pregunte: ” ¿que mas paso?” y continuó contándome: ” le dije que si yo me había corrido 2 veces me gustaría devolverle el favor, y empece a chupársela en el sofá”. Le dije que el otro día él fue la primera vez que un hombre se corría en mi boca, él me preguntó: “¿quieres que lo haga hoy otra vez?” estaba muy cachonda y le contesté: “siempre que tú quieras” Y así lo hizo.

Yo tenía la polla a punto de explotar, después de la mamada se abrazaron un rato y se marchó.

Le pregunte: ” ¿no paso nada mas?” me dijo:”estaba muy caliente y le prometí que seria el primero en estrenar el diu, hemos quedado el miércoles”

Cuando escuche esas palabras tuve un orgasmo impresionante, casi único. Ella me preguntó:” ¿te gusta ser cornudo?” le dije “me excita mucho pero no se como va a terminar todo esto” y ella me dijo: ” ya sabes que esto acabará cuando tu quieras que termine mi amor” Me dio un abrazo y un cariñoso beso en la frente y me dijo: “soy muy feliz mi amor”.

Los usuarios han llegado aquí a través de éstas búsquedas:

relatos de sexo cornudos consentidos, cornodo consentido, cornudos amateur consentidos, cornudos/consentidoss, soy cornudo consentido, cornudo concentido, sexo de cornudos consentidos, conudos consentidos, hombres consentidos cornudos, corNUdo consentido VIDEO, sexo no consentido, videos mexicanos de cornudos consentidos, cornudos concentidos, cornudo consentidor video, Soy un cornudo consentidor, cuernudos mayores consentido, sexo de cornudos consentidos, cornudo consentido, videoscornudosconsentidos, relatos cornudos sin consentir, cornudos concentidos, porno cornudo consentidor, cornudo consentidor español, cornudo consentido, CORNUDO COSENTIDO, madura y cornudos consentido, mararidos cosentidos, cornudoconsentido, mi mujer habla de porque soy cornudo porno, cosnudos consentidos,


Leave a Reply

*
Premium Wordpress Themes