Cornudo en el crucero | CORNUDOS
Cornudo en el crucero

Cornudo en el crucero

Hola cachondos, me imagino que estaréis con una mano en el ratón y con la otra en la polla a punto de reventar de tanto porno como estáis viendo. Me llamo Teo, tengo 48 años y como dice mi mujer tengo un buen cuerpo para mi edad pero poca polla para una zorra como ella, mi mujer se llama Cris, tiene 37 años y de siempre ha sido muy golfilla y más desde que se puso tetas de silicona, una 120 de talla nada menos, si ya antes tenía fama de golfilla (en el instituto se folló a medio instituto,) ella es morocha, mide 168cm y 60kg de puro vicio, de hecho a mí me la presentaron dos amigos que por entonces se la cepillaban, luego nos enamoramos y demás.

Este verano hicimos un crucero e íbamos con ganas de que fuera super caliente, nada más llegar al barco la tiré encima de la cama y le metí la polla de un golpe.

-Uhh cabrón, que caliente estás, uhhh, joder me estás poniendo a mil, uhh. -Toma zorra que estoy supercaliente, uhh, que buena estás hijaputa, toma polla en todo el coño. -Uhh, que gusto uhhh. -Agghhhh, no aguanto más toma leche puta. -Serás maricón si te has corrido ya y yo ni había empezado a disfrutar, vamos polla enana límpiame el coño de leche con tu lengua. -Si putilla lo que tú me mandes.

-Serás cabrón con lo caliente que me estabas poniendo y te corres.-Lo siento cariño, le dije. -Calla y sigue comiéndome el coño que eso lo haces de puta madre, uhhh, agggaa. -No creas que con esta comida de coño tengo bastante yo creo que en este barco te van a crecer los cuernos.

Nos dimos una ducha y mientras ella se terminaba de preparar que le cuesta horas en fin ya sabes lo típico más en una mujer como ella que le gusta ir super provocativa. Estaba yo tomando un gin tonic en la barra cuando la veo que llega, estaba espectacular como la miraban todos los tíos y todas las mujeres también, llevaba a un vestido super cortito con un escote exagerado que le marcaban sus tetazas con los pezones supertiesos y la espalda descubierta casi hasta su duro trasero.

-Hola cariño, ¿cómo crees que me queda este conjuntito? -Uhh sensacional ya ves como babean todos viéndote y le di un morreo, al sentarse en el taburete su vestido dejaba entrever su tanguita amarillo. -Cielo me estás poniendo a mil. -Calla cabrón que después de la mierda de polvo que me has echado no creerás que te voy a dejar meterte la polla hoy. -Ahh pues yo creí que te quedaste con ganas. -Claro que me quedé con ganas, pero no de una pollita (y es que la mía mide solo 12 y la de su ex medía 21 casi lo mismo pero al revés jeje), he visto un camarero que creo que le voy a entrar a ver que tal.

Después de cenar estuvimos bailando, a ella le encanta bailar salsa y con su vestido era un espectáculo super caliente, al rato vino el chico que se llamaba Gonzalo y que ya habia terminado de trabajar, mi mujer ni se lo pensó y fue directa a por él a sacarlo a bailar mientras yo les contemplaba desde la barra, el tío no perdía el tiempo y aprovechando el baile se restregaba por su cuerpo y le metía mano todo lo que podía. Yo veía como la golfa de mi mujer se ponía calentorra, se le nota en la cara de golfa que tiene, al rato vienen los dos donde estaba yo y él me dice:

-Hola, he de decirte que tienes una esposa muy atractiva. Yo le digo la verdad es que si.

Y ella dice muy atractiva y muy caliente, -El cabrón de mi marido me dejó mal follada esta tarde así que estoy super salida, mira como estoy.

Y cogiéndole la mano se la mete en los muslos.

-Joder Cris, si que estás caliente dice él, te noto todo el tanguita supermojado. Le digo yo pues quítatelo, no cojas frío, jajá.

Ella ni corta ni perezosa sentada como estaba se lo quitó disimuladamente y me lo dio diciendome. -Huélelo a que huele. -A zorra caliente.

El tío alucinaba, -Vaya veo que sois una pareja muy abierta.-Sí, sobre todo yo de piernas, jajá, dijo Cris y le dio un morreo mientras le sobaba por encima del pantalón.

-Uhh vaya parece que estás bien servido de polla, uhh, con lo necesitada que estoy yo de un buen rabo en mi coño. -Bueno no se tu marido a lo mejor no opina igual. -Bueno si mi putilla quiere. -Tú cornudo a callar, que en mi coño mando yo. -Ya sabes que lo que tú quieras que a mí me encanta ver cómo te miran todos deseándote follar. -Anda ve a comprar los condones, cornudo, mientras nos metemos mano en este rincón del pub.

Yo obediente los dejé, cuando volví ellos ya no estaban, di varias vueltas por el pub y no los vi, en eso me llamó al teléfono mi mujer.

-Cornudito, ¿a que no sabes dónde estoy? -Dímelo cacho zorra que me tienes con la polla dura de lo caliente que me has dejado. -Cuando te fuiste me dijo que no había problemas por el condón que él tenía, así que con lo caliente que estábamos nos fuimos a nuestro camarote y estamos follando, así que cuando acabe te llamo para contarte.-Uhhh joder cacho puta, que zorra eres, sigue follando y que te deje relajadita.

Al cabo de hora y media me dijo que ya se habia ido y cuando llegué al camarote estaba desnuda y con las tetas pringadas de leche.

-Mira que eres golfa como estás, anda cuéntame.

Entonces me dijo:

-Nada más cerrar la puerta del camarote lo desnudé besándole el cuello y bajando a su polla, que polla más gorda, uhhh, me la metí en la boca con dificultad de lo gorda que era, entonces me dijo.-Venga putilla, deja de chuparme la polla que te voy a meter la polla hasta el fondo de tu jodido coño. -Me cogió por los pelos y me dio la vuelta poniéndome a cuatro patas de cara al espejo. -Toma guarra, toma polla en tu coño, verme en el espejo con la cara de golfa que tengo, mis tetas botando y él abofeteándome el culo, uhh, como me ponía de perra el muy cabrón y yo diciéndole. -Uhh hijoputa, que dura la noto en mi coñito, uhh.

-Zas, zas me abofeteaba el culo mientras yo no paraba de gritar y llegaba al orgasmo uhhh…-Te corriste ya he guarrilla, pues prepárate que aun tengo la polla para seguir dándote caña. -Uhhh, joder que bien, hacía tiempo que no disfrutaba tanto, uhh. -Seguro cacho puta que tu marido te deja a medias yo sé cómo tratar a las putillas como tú.

Entonces llegaba ya al segundo orgasmo, sacó la polla de mi coño, se quitó el condón y me llenó las tetas de su leche en una hermosa cubana, uhh, entonces me dijo, bueno putilla para ser el primer día en el barco creo que tu marido ya luce unos buenos cuernos, espero ir aumentándoselos estos días.

-Puedes estar seguro, le dije dándole un morreo mientras lo despedía en la puerta pero me gustaría que la próxima vez el hijoputa del cornudo de mi marido estuviera presente para que vea como hay que follar a una golfilla como yo, jejeje. -Sin problema por mí, contestó.

Y así sucedió pero eso será otro día cuando os lo cuente.

Si algún cornudo como yo quiere ponerse en contacto conmigo que empiece insultándome.

Autor: Teo

Los usuarios han llegado aquí a través de éstas búsquedas:

marido cornudo toma leche del su mujer , CORNUDO LIMPIAME EL COÑO, porno cornudos papi limpiamelo que tiene leche,


Leave a Reply

*
Premium Wordpress Themes