ÔĽŅ Un par de cuernos | CORNUDOS
Un par de cuernos

Un par de cuernos

Hola me llamo Viki y os quiero contar una experiencia que he tenido muy agradable, os tengo que decir que tengo 35 a√Īos y estoy casada.

Todo empez√≥ hace unos dos a√Īos cuando a mi marido en nuestros juegos en la cama se le empez√≥ a meter en la cabeza que le encantar√≠a verme con otro hombre, yo al principio no le hac√≠a caso, pero tanta era su insistencia que yo incluso me calentaba pensando en ello y lleg√°bamos a unos orgasmos incre√≠bles, √©l segu√≠a insistiendo e insistiendo pero yo no me atrev√≠a aunque tengo que reconocer que cada vez me atra√≠a la situaci√≥n m√°s y m√°s.

Est√°bamos de vacaciones y mi marido me propuso que sali√©ramos indic√°ndome que me pusiera sexi que quer√≠a lucirme, ese d√≠a yo me puse mi ropa interior m√°s sexi y encima una blusa y una falda corta que sab√≠a le gustaba a mi marido, salimos a pasear y mi marido solo hac√≠a que tocarme de vez en cuando y yo le dec√≠a que estuviera quieto, entramos en un bar y pedimos unas cervezas y mi marido muy juguet√≥n segu√≠a toc√°ndome por encima de la falda y a veces meti√©ndome mano, todo ello poco a poco me iba poniendo caliente y m√°s en la situaci√≥n de que alguien nos pod√≠a ver, √©l me segu√≠a diciendo que era una cobarde y que lo pasar√≠amos muy bien si me dejaba aunque solo fuera acariciar por otro, yo le dec√≠a que eso solo lo dec√≠a de boca que si en alg√ļn momento me decid√≠a que √©l se volver√≠a atr√°s y me lo echar√≠a por cara, √©l repet√≠a que no, que era una cosa normal entre parejas que se quieren y que buscan nuevas sensaciones, tanto me insist√≠a y mientras me segu√≠a calentando que al final le dije que lo intentar√≠a pero donde y como yo quisiera, √©l en ese momento muy contento me dijo que de acuerdo y que quer√≠a hacer.

Yo no sab√≠a que decir y se me ocurri√≥ que mientras lo pens√°bamos y se hac√≠a m√°s tarde podr√≠amos ir al cine, mi marido estuvo de acuerdo y fuimos al cine que hab√≠a m√°s cerca, entramos con la pel√≠cula ya empezada y nos sentamos en una fila de las √ļltimas como sol√≠amos hacer, al entrar en la fila para sentarme tropec√© con alguien y me disculp√© retrocediendo y sent√°ndome en el asiento anterior, mi marido se sent√≥ al lado m√≠o, viendo la pelicula mi marido segu√≠a acarici√°ndome y yo pensando como y cuando podr√≠a ponerle los cuernos al cabr√≥n de mi marido ya que insist√≠a tanto, esto me pon√≠a cada vez m√°s caliente y en un momento de la pel√≠cula mir√© hacia la persona que se sentaba a mi lado y observ√© que me miraba las piernas, supongo que porque notar√≠a que mi marido me estaba, en algunos momentos, acariciando, desde ese momento me puse muy nerviosa y le miraba de vez en cuando para ver si segu√≠a observ√°ndome.

Mi marido estaba más tranquilo y estaba mirando atentamente la película y en ese momento se me ocurrió que porque no podría ser ahora y con el muchacho que estaba a mi lado, y ponerle los cuernos en ese momento a mi marido que no se enteraba, dicho y hecho, empecé a acercar mi pierna discretamente hacia la del muchacho y en un momento la tenía pegada a la de él, inicialmente noté como la separaba como si tuviera un resorte, pero al ver que yo insistía el muchacho pegó la suya a la mía y empezó a moverla un poco, yo me incliné un poco hacia mi marido como muy amorosa y le puse muy fácil al chico el que pudiera meterme mano.

Inicialmente no pasó nada y yo me sentía muy nerviosa y excitada a la vez pero no me atrevía a ir más allá, en eso noté como unos dedos empezaban a acariciar por encima de la tela de mi falda, solamente eso me puso superexcitada y me notaba muy mojada, me removí en el asiento intentando facilitarle la labor y al poco tiempo noté como los dedos empezaban a acariciarme las piernas y subían hacia mis bragas, yo me abrí de piernas poniendo mis manos sobre la falda y ayudé al muchacho a que llegara a mis bragas, le miraba d

e vez en cuando y le notaba muy nervioso y excitado, él me acariciaba por debajo de mi falda yo ya superexcitada pasé disimuladamente mi mano sobre su mano y me la apreté sobre mi chocho muy fuerte e inmediatamente le puse mi mano en su polla que noté durísima y muy gorda.

No pudiendo aguantarme más, le susurré al oído al muchacho que me siguiera cuando me levantara, en ese momento me giré a mi marido y le dije que iba a salir un momento y que me esperara, él me preguntó si me pasaba algo y yo le dije que no, que estaba todo bien, y que estuviera tranquilo que le iba a complacer en lo que quería, salí a la sala de espera y esperé un momento, vi que el muchacho salía y me miraba, entonces me dirigí a los aseos y él me siguió, le dije que esperara un momento y entré en ellos, no había nadie y volví a salir diciéndole que pasara.

Nada más entrar el muchacho se abalanzó sobre mí y me empezó a besar y a sobar, entramos en un aseo y apresuradamente me bajé las bragas y le desabroché el pantalón sacándole una verga dura y gorda que me puse a acariciar, él me había abierto la blusa y me estaba chupando las tetas, me abrí de piernas y le pedí que me penetrarara, cosa que hizo inmediatamente moviéndose rápidamente y haciéndome gozar como una cerda.

√Čl me dec√≠a, puta, m√°s puta, quer√≠as esto, pues toma, yo pensaba en el cabr√≥n de mi marido que ya ten√≠a su raci√≥n de puta, no tardamos m√°s de cinco minutos en llegar a un orgasmo bestial por mi parte, y sinti√©ndome llena de leche del muchacho, el cual en cuanto descarg√≥ su semen en mi interior sali√≥ de mi y me dijo que era una puta muy buena. bes√°ndome y saliendo del aseo, yo me arregl√© un poco y volv√≠ al interior del cine donde estaba mi marido sentado y ya no estaba el muchacho.

A√ļn chorreando me sent√© a su lado y √©l mir√°ndome me pregunt√≥ que me pasaba, yo muy mimosa le bes√© y le dije que nada que me encontraba muy bien y que √©l ten√≠a raz√≥n en todo y que iba a contentarlo igualmente en todo lo que me permitiera hacer, √©l a√ļn sin salir de su asombro me repet√≠a que que hab√≠a pasado y yo sin poder aguantarme m√°s le dije que ya ten√≠a un par de cuernos y que esperaba que si a √©l le gustaba esto que quer√≠a ponerle muchos m√°s.

Mi marido besándome me dijo que le encantaba verme así, y que ya que yo lo había hecho cuando y donde había querido que la próxima vez lo quería ver, a lo cual yo acepté, el final de la noche fue excelente con otro polvo interminable con mi marido y después hemos tenido otras experiencias, que en otra ocasión os contaré.

Besos y votyos y más besos…

Autor: Viki

ÔĽŅ

Leave a Reply

*
Premium Wordpress Themes